Peter Paul von Bauer

Peter Paul Von BauerEl personajes de mayor importancia en la historia de Scadta, fue sin duda el Dr. Peter Paul von Bauer.
No formó parte del grupo de fundadores de la Scadta, puesto que su ingreso en esta empresa fue posterior a su fundación, pero llegó en un momento clave, con sus ideas y conocimientos, que llevaron a hacer de SCADTA la gran Compañía Aérea en sus tiempos.
Una de las principales actividades que Peter Paul von Bauer impulso en Scadta, fue la de la División Científica, que realizaba estudios de fotografía aérea de las diferentes regiones, levantando planos topográficos y de estudio de esas áreas.
El Dr. Peter Paul von Bauer ya conocía con anterioridad a Colombia, pues había participado a principios de siglo en una expedición Alemana de estudio del Amazonas, y había escrito su tesis doctoral sobre esta.
Este es un documento encontrado en los archivos de la Pan American, escrito por Tomás Borrero, secretario de la Scadta desde febrero de 1923, hasta octubre de 1946.

Avianca 50 años 1919-69

 

Barranquilla Cuna de la Aviación Civil en Colombia y en América

-PETER P. VON BAUER

Su conocimiento como geógrafo y técnico de aviación, su fortuna y su extraordinaria capacidad para el trabajo- todo esto contribuyó a la fundación de la primera línea aérea en el país.
por Tomás Borrero
Secretario General de la SCADTA – Avianca
Desde febrero de 1923 hasta octubre 1946
El Dr. Pedro P. Von Bauer era de origen Austríaco y había obtenido sus grados científicos en las más famosas universidades alemanas, donde estudió humanidades y la geografía. Perteneciente a la nobleza, tenía un extraordinario magnetismo personal y estaba dotado de una capacidad de liderazgo excepcional.
El Dr. Von Bauer llegó a Barranquilla (era su segunda vez en Colombia – nos referiremos a su primer viaje después) a finales de 1921 o principios de 1922, junto con su esposa, una princesa de inigualable belleza, elegancia y simplicidad, y sus dos hijos, un niño y una niña, con el poco capital que les quedó a él y a su hermano después de la liquidación de la fortuna familiar en la propiedad rural situada en Europa Central, que era utilizada para el cultivo de la remolacha azucarera, y del pago de una sumas por indemnización de guerra. Sus activos más valiosos eran su esposa y su indomable voluntad de trabajo.
Encontró viejos amigos en Barranquilla y compatriotas que lo recibieron con la amabilidad que siempre mereció. En ese momento la recién formada línea aérea “Scadta”, fundada en 1919, estaba al borde de la liquidación; la mayoría de su capital inicial de 100.000 dólares todavía no se habían suscrito; se requería de más dinero. Los promotores de “Scadta”, el banquero Ernesto Cortissoz, los alemanes Alberto Tietjen, Otto Kaemmerer, Stuart Hosie, el barranquillero Cristóbal Restrepo, el general Rafael María Palacio, Arístides Noguera, Francisco Carbonell Wilche, Jacobo A. Correa, y otros cuyos nombres se me escapan, al igual que los recién llegados pilotos Helmth V. Krohm, Fritz W. Hammer, y el ingeniero Wilhelm Schnurbusch lo invitaron a formar parte de la compañía. El aceptó e invirtió todos el capital de su familia.
Sus socios, reconociendo sus cualidades, le invitaron a asumir el cargo de director general. Así lo hizo y desde entonces dedicó toda su ilusión y su capacidad para el trabajo. Él tuvo la visión de rodearse de personas, tanto colombianos como extranjeros, de una gran calidad.
Los ejecutivos que lo acompañaron fueron los señores Carlos Daniel Roca, Francisco Carbonell Wilches, Dr. Alberto R. Osorio, Enrique A. de la Rosa, José A. Blanco, Mario Santo Domingo, Diofante de la Peña, y otros, que como él, contribuyeron con su entusiasmo, para desarrollar la organización de la recién formada, motivada por la visión futurista del Dr. V. Bauer y bajo la dirección espiritual del Padre Valiente, que había sido encontrado y seleccionado por el propio Dr. Von Bauer.
Las cosas no estaban bien en el comienzo debido a la falta de fondos, pero el ejemplo dado por el director general en su dedicación y esfuerzo encendió una chispa que motivó a todo el personal, de una forma que con poca frecuencia se encuentran en otras organizaciones. Era común ver a este aristócrata en las horas de la tarde vendiendo sellos, envolviendo paquetes, e incluso llevando bolsas de correo en el área de servicio de correo aéreo. Para él no había ninguna diferencia si se trataba de una reunión con un presidente o un ministro o el que ocupara el más humilde de los puestos de trabajo- si la empresa lo requería, él lo hacía.

-EL CIENTÍFICO

En consonancia con su formación como geógrafo, tuvo la idea de hacer uso de lo último en equipos de reconocimiento fotográfico aéreo que se encontraban en las primeras fases de su desarrollo en Europa. Trajo algunos costosos y delicados equipos de este tipo fabricados por la famosa firma Zeiss en Alemania junto con un grupo de expertos liderado por el ingeniero Herman Kuell, el último director de “Scadta”. Este equipo de hombres y máquinas, hasta entonces desconocido en Colombia, comenzó a funcionar; su primer trabajo fue la topografía de la zona de la selva (todavía inhóspita) alrededor de los ríos Tarra y Riodeoro en Catatumbo con el fin de establecer la línea fronteriza Colombo-Venezolana, con la ayuda del Ministerio de Relaciones Exteriores, su oficina de Longitud y particularmente, el conocido ingeniero Julio Garzón Nieto, quien desde un principio reconoció la importancia de la seguridad y eficacia de los nuevos métodos .
Por ese mismo tiempo, el desarrollo de los campos petroleros del lago de Maracaibo estaba empezando y a “Scadta ” se le pidió el envío de expertos en la fotografía aérea para estudiar la región con este nuevo y eficiente equipo.
“Scadta” asignó su avión “Caldas” con un equipo de especialistas para el trabajo y que comenzó sus operaciones de inmediato.
Estos fueron los días cuando el General Juan Vicente Gómez estaba en el poder en Venezuela y un día el capitán de la aeronave recibe una orden firmada por el general para transportar el gobernador del Estado de Zulia con su equipaje y familia a Curazao en el hidroavión “Caldas”. La orden se llevó a cabo, sin embargo cuando el avión regresó a Maracaibo recibió la orden de abandonar el territorio venezolano de inmediato.
¿Qué ha sucedido ? Al parecer, este mismo gobernador de Zulia había abusado de la confianza del mismo General Juan Vicente Gómez, y cuando se vio a sí mismo en tal situación, hizo uso de una de las tarjetas en blanco previamente firmados por el Presidente para su uso en caso de emergencia y la utilizó con el fin de escapar a un lugar seguro con su familia y su equipaje, que, por cierto, era muy pesado porque contenía una buena cantidad de monedas de oro. El capitán del “Caldas” no tenía más remedio que seguir la orden y llegó sin previo aviso en Barranquilla. Su regreso tempestuosa causó una gran sorpresa para los ejecutivos “Scadta”, pero se aclaró, naturalmente, más tarde, cuando se recibió información sobre la situación política de Venezuela en el momento y la huida apresurada del Gobernador del Zulia a Curazao .
La sección de fotografía aérea de “Scadta” representa otros servicios inestimables tanto oficial como extraoficialmente. Con la ayuda de la empresa de ingeniería conocida de Julius Berger, se inspeccionó la zona del río Magdalena y sus afluentes. Para Shell e International Petroleum y sus filiales, se realizaron exploraciones a territorio de difícil acceso lo que permitió la delimitación de los distritos alrededor de concesiones petroleras para la exploración y operación adecuada y la construcción de los gasoductos desde Barrancabermeja a Cartagena y la Concesión Barco a Coveñas .
Esta actividad iniciada por el Dr. V. Bauer a través de “Scadta” sirvió de base para la fundación del Instituto Catastral y Militar Agustín Codazzi, que ha prestado un gran servicio al país.

-INTERNACIONALIZACIÓN

Una preocupación permanente del Dr. V. Bauer fue la expansión de “Scadta” hacia los países vecinos .
Es así como se ampliaron las rutas de correo y pasajeros con los hidroaviones de la empresa a Maracaibo, Curazao, Ciudad de Panamá y Colón, a través de Choco, Buenaventura hasta Tumaco y de allí a los puertos de la costa de Ecuador y en el puerto Peruano de Paita. Su intención era formar una empresa boliviana de transporte aéreo, que conectaría con las rutas internacionales de “Scadta”, pero debido a las dificultades políticas en estos países, esta idea no se llevó a cabo.
El Dr. V. Bauer formó un consorcio, que trajo dos grandes hidroaviones con el fin de explorar las posibilidades de las compañías aéreas en las islas del Caribe, a los Países de América Central y de Florida. El mismo formó parte de la tripulación de los dos aviones en el viaje de exploración que visitó todos los países de Centroamérica, tanto en el Atlántico como en el Pacífico, el Caribe, la Costa Atlántica de Colombia, y luego, a través de Yucatán, a Cuba y la Florida. Justo en ese tiempo, otro gran hombre de la visión en el mundo de la aviación comercial, Juan Trippe, fundador y presidente de Pan American Airways, con iniciativa similar a la del Dr. Von Bauer, estaba empezando a desarrollar sus rutas desde Miami, Florida, por el Sur a las Antillas y América Central. Juan Trippe tenía a su favor, no sólo su dinamismo, inteligencia y habilidad excepcional, sino también el respaldo financiero de Estados Unidos, que, por razones obvias, el Dr. V. Bauer no tenía. Juan Trippe hizo varios viajes a Colombia, en algunos de ellos acompañados por el famoso coronel Lindbergh. Todo parecía indicar que “Scadta” sería arruinada por la competencia. Como punto de partida, la Pan American Airways compró el aeropuerto de Soledad en Barranquilla y comenzó servicio aéreo con el equipo anfibio Sikorsky .
Y entonces un día, después de haber sido enemigos de Pan American, nos despertamos siendo amigos. Nunca he sabido si era el Dr. V. Bauer quien buscó al Sr. Trippe o si fue este último quien se acercó al primero. Me inclino a creer que el primer caso fue el verdadero, primero que todo puesto que V. Bauer era un hombre que sabía el terreno que pisaba .
Los detalles de esta transacción no se conocieron por completo, hasta más tarde. A cambio de que “Scadta” renunciara a sus rutas internacionales, recibió ayuda financiera para la modernización de su flota, la transición de hidroaviones a los aviones y la construcción de los aeropuertos necesarios para su ámbito operativo. Sin aparentemente renunciar a su participación financiera en “Scadta”, el Dr. V. Bauer renunció a la gestión directa de la empresa y el ingeniero Hermann Kuehl fue nombrado gerente.
Tuve la oportunidad de hablar con el Dr. V. Bauer en cuanto a la conveniencia y las consecuencias de esta operación para “Scadta”. Recuerdo que dijo algo muy breve pero de gran importancia: “Puedo responder por “Scadta” en tiempos normales, pero en tiempo de guerra, simplemente desaparecería de mis manos. “

-EL PRIMER VIAJE

Fue entre 1908 y 1916 cuando el Dr. V. Bauer hizo su primer viaje a Colombia . Llegó como un miembro del equipo científico dirigido por el famoso geógrafo Hamilton Rice a explorar la región de la Amazonia colombiana . En ese momento él debió haber sido un joven científico arrogante con dinero y talento y fue muy bien recibido por la alta sociedad de Bogotá. Hoy en día algunos viejos Santa Fereños lo recuerdan a él, las fiestas que se dieron en su honor y la forma en que él correspondió generosamente, en el Gun Club, con buenos vinos del Valle del Rin y champán, antes de que la expedición partiera hacia la selva amazónica.
Poco se sabe de esta expedición en Colombia, pero que era un asunto de gran interés en los centros de estudios geográficos en Londres, Berlín y Nueva York. El Dr. V. Bauer hizo un informe sobre el mismo en un libro escrito en alemán, que se ofreció a traducir al español, pero no sé si lo hizo o no. El artículo lo llevó al honor de concedérsele el Doctorado por la Universidad Alemana en la que lo presentó para su disertación.

-SU SERVICIO AL PAÍS

Cuando llegó el momento de los problemas con Perú, puso su profundo conocimiento de nuestra compleja región Amazónica a disposición del Gobierno y en particular, del Presidente Dr. Olaya Herrera.
Conocía sus ríos, su clima, sus zonas menos inhóspitas, tenía mucha experiencia en lo que sugiere cómo se deben preparar disposiciones de las tropas, y dónde, lo que deben usar y lo que deben comer, cuáles eran las armas más adecuadas. Debe existir un registro de toda esta ayuda en los archivos de la Presidencia de la República porque había muchos memorandos, muchas notas y muchas cartas escritas por él a petición del gobierno bajo esas condiciones de gravedad.
Combinando su experiencia en la región amazónica, con su conocimiento de la aviación hizo recomendaciones inteligentes al gobierno como los tipos de equipos aéreos que se debían comprar, la construcción de las bases aéreas de Palanquero y Tres Esquinas, y, de hecho, en la innumerable detalles involucrados en llevar nuestra fuerza aérea militar a las líneas de combate .
Tuvo cuidado de recabar información y concejos para la operación de los asesores y amigos de la alta capacidad, entre ellos el Dr. Pedro María Carreño, Dr. Miguel S. Uribe Holguín, Dr. Alfonso Villegas Restrepo, el Dr. Alfonso Uribe Misas, como abogados; en las ciencias, el eminente meteorólogo Padre Simon Zarazola S.J.; ingeniero Álvarez Lleras, en el mundo de los negocios el Sr. Leo S. Kopp y sus hijos Leopoldo y Guillermo, el Sr. Antonio Krauss, el Sr. Reinhard Kling, el Sr. Luis Soto, Sr. Eustasio Santamaría, en el campo del periodismo, el doctor Eduardo Santos, el Sr. Luis Cano, Guillermo Pérez Sarmiento, en el campo de la política, el general Pedro Nel Ospina, el Dr. Enrique Olaya Herrera, el Dr. Alfonso López, el Dr. Luis E. Nieto Caballero y muchos otros cuyos nombres no tengo para este informe.

-RETRACCION

¿Cuál fue el pecado del Dr. Peter P. V. Bauer y por qué hay un intento en Colombia a tratar de olvidar sus importantes contribuciones ?
Lo acusé entonces y no estoy dispuesto a retractarme de mi declaración después de un análisis de lo ocurrido y las consecuencias que ha tenido para Colombia .
En el momento en el que el Von Bauer – Trippe realizaron las negociaciones, por medio de la cual se le dio a la Pan American la opción de compra reservada en la interés mayoritario* de “Scadta”, existía una marcada aversión por parte de los Colombianos hacia este tipo de inversión Estadounidense.
*El original dice “Acciones de Mayoría”, literalmente, “participación accionaria mayoritaria” .
El Dr. Bauer, en ese momento, aprovechó el prestigio que su compañía había adquirido como resultado de estar libre de la influencia de Estados Unidos. El Sr. Trippe, con inteligencia y visión futurista y actuando desde un punto de vista práctico, no consideró conveniente imponer su empresa en Colombia en contra del sentimiento del pueblo colombiano. “Scadta” fue muy bien manejado, técnica y de negocios sabios, y no tenía sentido entrar en una situación desfavorable cuando se podría evitar, al menos durante algunos años .
Todo era de color de rosa, hasta 1939, cuando la Segunda Guerra Mundial estalló, y luego el gobierno de EE.UU. ordenó a la Pan American Airways el ejercer su opción de compra de acciones del Dr. V. Bauer, opción impuesta por el propio gobierno de los Estados Unidos.
Al comentar sobre estos asuntos en una entrevista que me concedió el presidente Eduardo Santos con el fin de discutir este problema de un colombiano a otro, parecía sorprendido de que el Dr. V. Bauer no le hubiese informado sobre el estado de la participación mayoritaria (activos) de “Scadta”. Creo que ha existido una gran cantidad de exageración en este asunto porque la historia de la negociación ( ? ) no ha causado ningún daño a Colombia y, por el contrario, ha servido como base para el patriotismo del Dr. Eduardo Santos y su ministro Dr. Carlos Lleras Restrepo al encontrar una razón para exigir al gobierno de los Estados Unidos de una participación mayoritaria (ver nota pág. 8) en “Scadta” permaneciera en manos colombianas. El presidente Roosevelt, en un gesto amable, impueso a Pan American el cumplimiento de estos deseos Colombianos.

-SIN DERECHO A OLVIDAR

Lo que estamos olvidando es quién utilizó su dinero, quién contribuyó con su talento y su entusiasmo al desarrollo de esta empresa, que provoca tanto orgullo en todos nosotros los colombianos. Los chismes y rumores iniciados por miembros del personal de la embajada de EE.UU. en Bogotá para desacreditar a un hombre que sólo merece consideración y respeto, no pueden tener prioridad sobre la memoria del Dr. Peter P. V. Bauer. Se debe entender que los oficiales de la Pan American Airways, encabezados por el presidente de la compañía, nunca han participado en el inicio de esta ola de calumnias innobles, y que, por el contrario, la empresa y sus abogados, colaboraron ampliamente en la liquidación de los negocios personales del Dr. V. Bauer .
La noticia de la muerte de este personaje, que debería haber sido una ocasión para el dolor en Colombia, sólo se dio a conocer por obituarios pagadas por su familia. Los encargados de hacer, deshacer, inflar y desinflar importantes personas en este país, no han considerado la noticia de la muerte de este ilustre hombre como algo importante. Los hombres como el Dr. Peter P. V. Bauer deben ser admirados, combatidos, pero no pueden ser ignorados.
***

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *