Vuelo directo

(Viene de la página 1ª)
Nace Avianca
Von Bauer pasó días amargos, porque, a juicio del coronel Boy, ha debido comunicar el parto secreto con Trippe a los presidentes Santos y López, concluyó su misión en Colombia por razón, de la guerra y porque la Panamerican asumió la dirección de las negociaciones. Viajó a Chile, regresó a Alemania, dictó conferencias sobre su misión y trabajos en Colombia, y murió en Munich. Previó los adelantos de la aviación nacional y sobre todo los de Avianca. Adelantos que se prolongan de Martín del Corral a Juan Pablo Ortega.
El presidente Ortega está, como siempre, en su despacho y, sin necesidad de audiencia, va la pregunta de rigor:
—¡Podríamos decir algo nuevo en esta fecha?
—No. Porque la marcha de la empresa está a la vista…
—Dificultades…
—Muchísimas. Pero vamos saliendo…
—La empresa latinoamericana de aviación…
—También en marcha…
El presidente de Avianca no pierde el humor ni en este momento en que secuestran otro avión hacia Cuba. “Qué calamidad, pero hay que tener paciencia, porque nadie sabe a qué horas un bárbaro de esos, nos causa una tragedia”. Se da orden de que el avión vaya con todo el combustible para no tener que pagarlo, en dólares, a Castro…
—¿Es el único ahorro?
—El único…
—-Menos mal que atienden bien en Cuba a los pasajeros…
—Si. Pero por cuenta de Avianca.
—¿Avianca paga todo?
—Desde hoteles y paseos hasta las chucherías que les regalan. Juzgue si puedo puedo decir a esta hora algo nuevo…
—¿Ni siquiera de los godos?
—Me acuerdo de lo que decía un pariente: cómo serán de malos los godos, que lo obligan a uno a ser liberal…
Pero guárdeme el secreto.
Más bien exprese mi gratitud para con todos los colaboradores de Avianca, gobierno, prensa, sociedad. Y el homenaje, sin excepción, a mis antecesores…
—¿Problemas laborales?
—Ninguno…
El coronel Boy
Entran en escena mi coronel Boy y Mi “Capi” Barvo (no Bravo, como siempre escriben en los periódicos). Han pasado poco menos de 50 años desde aquella fecha en que Herbert Boy llegó a Barranquilla, después de haber combatido en la guerra europea, de haber pegado estampillas y manejado las Junkers por las riberas del Magdalena, de haberse entrenado en sancocho de sábalo, de haber visto, desde su ventana, cómo se incendiaba el avión de su íntimo amigo Van Krohn y de Ernesto Cortizzos. Y después de otros años del conflicto con el Perú y del cambio de Scadta por Avianca. Hasta en la manera de vestir y el lenguaje es bogotano. Pero el acento extranjero parece acentuarse. No hay manera de que entrevistarlo a fondo. Yo canté todo en “Una historia con alas”, dice. No todo. Su temporada de “vacaciones” al convertirse Scadta en Avianca. por razón de la guerra, daría mucho que decir. Pero mi Coronel Boy es modelo de discreción. Inútil foguearlo. Sobre todo porque los periodistas modernas, le preguntan: ¡Usted es alemán? ¿Y es casado? ¡Y con quién es casado? ¡Con Isabel Montaña de Boy? ¿Y quién es Isabel Montaña de Boy? ¿Y estuvo en el conflicto con el Perú? Y eso cuando fue?
Aparte de esto, y después de las “vacaciones” en que Herbert Boy trató de emprender varios negocios, al margen de su profesión, regresó a Avianca, como si fuera Scadta, sin discriminaciones de ninguna especie. No podría vivir sin el ambiente. Aunque no vuele. “Y tú crees —concluye— que Isabelita me aguantaría todo el día en la casa?”

Barvo

La base de San Marcos, en la costa, fue punto de referencia para los primeros vuelos de Scadta. Llevado por un alemán llegó a la base, un muchacho que trabajaba en una finca por circunstancia familiares. Entró a las oficinas y fue mecanógrafo, mensajero, radiotelegrafista, gasolinero y aspirante a piloto. Por méritos en servicio fue trasladado a Barranquilla. Y de la noche a la mañana en que Scadta se convirtió en Avianca— no hubo sino un colombiano que estuviera al tanto de las operaciones: Rafael Barvo. Había comenzado el curso de pilotaje. Pero no manejó. Y las circunstancias lo convirtieron en el “capi” Barvo. Un “Capi”, que domina, sin grado de capitán, todo el oficio. Se retiró de Avianca, en temporada de cinco años, para “Lansa”. Adquirida Lansa por Avianca, el “capi”, regresó a su base. No a la de San Marcos. Sino a la vida privada. Lo llamaron de Avianca. Cortésmente se resistió. Finalmente regresó. Hoy es vicepresidente de operaciones- “Al fin y al cabo —anota— es el mismo puesto que ocupaba en San Marcos”.
Pero tampoco quiere dar entrevista. Los directivas de Avianca han querido mantenerse dentro de la modestia Lo inauguración del edificio es otra de las tantas etapas iniciadas en los hangares de Veranillo, cuando inició operaciones el grupo de colombianos y alemanes que vieron lejos. Y que saltaron matones cuando los Junkers valían la módica suma de veinte mil dólares. Los mismos matones que debe saltar el presidente Juan Pablo Ortega, para levantar 20 millones de dólares para un nuevo jet. Y los mismos que saltarán cuando arranquen los supersónicos. A cuyo despegue asistirán las maxifaldas super herederas de las que vieron aterrizar, desde la capota del coche descubierto a Knox Martin en los potreros de la Sabana.

  2 comments for “Vuelo directo

  1. CLAUDIA SCHNURBUSCH
    December 12, 2012 at 09:08

    Nieta

    • maumana
      December 27, 2012 at 09:17

      Hola Claudia, mi nombre es Mauricio Umaña, yo soy el administrador de Scadta.co.
      He querido hacer una buena historia de tu abuelo, para lo que he querido recopilar muchas imágenes y documentos de él.
      Tengo muchas imágenes pero en baja calidad, de muy poca resolución. Con la Facultad de Aeronáutica estamos preparando algunos pequeños libros sobre varios temas de la Scadta.
      Estamos trabajando ahora en un bello documento sobre el viaje de los Dornier Wal a Cuba.
      El tema de tu abuelo los apasiona, por haber sido él, el cerebro de la parte técnica de esa gran empresa que fue Scadta.
      Si ustedes en su familia quisieran olaborarme con información, me harín un gran honor.
      No puede conversar con ninguno de los parientes que fueron a la celebración de los 100 años en Barranquilla, puesto que tuve una abenda muy apretada.
      Yo vivo en Miami, soy hijo de Alfonso Umaña que trabajó en Ascadta desde 1937, y en la actualidad trabajo para la Siemens en proyectos de Plantas Nucleares.
      Espero que me puedan colaborar y le demos al nombre de su abuelo el sitio de privileguio que se merece en la historia de Scadta.
      Saludes

      Mauricio Umana
      maoumas@gmail.com

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *