Fokker C.II Express y la LIADCA

Esta es la historia de los dos aviones Fokker C.II Express, que adquirió la SCADTA en 1923.

EL TIEMPO, 21 Dic 1923
Barranquilla, 20
El aviador von Krohn hizo esta mañana sobre la ciudad interesantes vuelos en el aeroplano “Libertador”, marca ‘Foker’. Verificó 25 veces el “looping the loop”, cinco de las cuales fueron consecutivas. Además hizo varias suertes llamadas ‘caídas de hojas’. El aeroplano ‘Libertador’ será destinado al servicio de correos en la línea Medellín-Manizales-Cali. Otro avión igual llamado “Vencedor” será destinado al servicio de Bucaramanga a Puerto Wilches.

 

Podemos anotar en relación con este artículo de EL TIEMPO, que estos aviones fueron luego renombrados así: al ‘Libertador’ se le bautizó con el nombre de “Cali” y al “Vencedor” con el de “Manizales”. Es necesario no confundir estos nombres, ya que existió otro avión con el nombre de ‘Manizales’, un Ford Trimotor.
El ‘Manizales’ parece ser que fue en el que realizaron el viaje que relata el Coronel José Ignacio Forero en su viaje a Medellín, al cual le asigna en su libro la fecha de diciembre de 1924, pero parece estar equivocado en fechas (su libro tiene varias fechas inexactas), ya que de este avión se encuentran varios relatos a principios de 1924, y además existe un sobre de correspondencia con una sellos de LIACA (Lineas Aéreas de Cauca) del 21 de Mayo de 1924.
La LIADCA (subsidiaria de SCADTA), fue creada para atender la navegación aérea entre Medellín, Manizales, Cali y Cartago, pero de la cual se puede decir que a pesar de todos los esfuerzos que se realizaron durante el año de 1924, no tuvo éxito. Sólo se realizaron algunos vuelos de demostración, por el aviador italiano Ferruccio Guicciardi quien fue contratado por la SCADTA para dirigir la compañía.

El avión Fokker de nombre ‘Cali’ al mando del italiano Ferruccio Guicciardi se estrelló aterrizando en Medellín el 30 de diciembre de 1923, cuando realizaba su primer vuelo con correo aéreo desde Barranquilla. Según reportó su piloto el avión quedo inservible pero se podía recuperar el motor.

El 21 de junio de 1924 el Fokker de nombre ‘Manizales’ sufrió un incidente cerca a Cartago, teniendo que realizar un aterrizaje de emergencia en un potrero.

Estos viajes se estaban realizando en fechas muy cercanas a la mayor catástrofe de la SCADTA, que fue el 8 de Junio de 1924, cuando se accidentó el Junkers F.13 de nombre ‘Tolima’ en donde murieron entre otros, el presidente de la SCADTA, Ernesto Cortizzos y el aviador Hellmuth von Krohn, suceso que puso a la SCADTA en una situación financiera bastante difícil. En diciembre de 1924, la SCADTA trató de nuevo de restablecer el servicio de LIADCA, pero debidas las condiciones de los aeropuertos en estas ciudades y las dificultades topográficas de estas ciudades, no prosperaron dichos esfuerzos.

Estos dos aviones Fokker C.II Express sufrieron accidentes que los dejaron fuera de servicio en el año 1924.

El Fokker C.II era un avión con capacidad para un aviador y dos pasajeros, con un motor de 138kW en línea, y de una velocidad máxima de 150 km/h. Fue muy utilizado en Europa como taxis aéreos y también para la fotografía aérea por la KLM que llegó a tener una división muy famosa en este área. Los ingresos de la Scadta provenían principalmente del correo aéreo y de la fotografía aérea, con su división científica con la cual realizó exploraciones completas de nuestra topografía y sirvió en muchos casos para dirimir conflictos fronterizos con nuestros países vecinos, tal es el caso del la frontera con Venezuela.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *