SCADTA

Hellmuth von Krohn

Hellmuth von Krohn

Hellmuth von Krohn (* desconocido – † 8 de junio1924 en Barranquilla) fue piloto de la Fuerza Aérea del Imperio Alemán en la  Primera Guerra Mundial. De 1920 a 1924 piloto de la aerolínea Scadta en Colombia, en donde murió a causa de un accidente aéreo.

Biografía

El 4 de agosto de 1920 llega a Barranquilla, Colombia con sus compatriotas y colegas Fritz W. HammerWilhelm Schnurbusch y Werner Kämmerer; en donde volaría como piloto de los hidroaviones Junkers F13 en la recientemente fundada aerolínea SCADTA (Sociedad Colombo-Alemana de Transportes Aéreos). A través de su trabajo y dedicación, Hellmuth von Krohn hizo una importante contribución para hacer de SCADTA, la primera aerolínea en América y precursora de la hoy en día conocida aerolínea Avianca.1

Ensamble de los dos Junkers F-13 de SCADTA

Llegada a Girardot de Hellmuth von Krohn el 19 octubre de 1920

El 11 de diciembre de 1920 en compañía del Jefe de pilotos Fritz Hammer y el Ingeniero Jefe Wilhelm Schnurbusch, realizó el primer vuelo desde Flandes, situada al sur de Girardot, hasta Bogotá la capital de Colombia, a 90 kilómetros de distancia, para la cual se había fijado previamente un premio especial, al primer avión en aterrizar en la capital.elTiempo 1​

El 8 de junio de 1924, murió en el accidente del hidroavión «Tolima» (Junkers F-13 Fac-No. 684),2​ debido a una falla en el motor, mientras que arrojaban desde el aire folletos publicitarios con motivo de promocionar la construcción de Bocas de Ceniza en Barranquilla. En el accidente además de Hellmuth von Krohn quien era Jefe de pilotos de SCADTA y comandaba el hidroavión, perdieron la vida Wilhelm Fischer, mecánico de SCADTA quien ocupaba el puesto del copiloto; Ernesto Cortissoz (39), banquero, presidente de la SCADTA; Christian Meyer (37), ingeniero quien era empleado de “G. Fehrmann y Cía”; Albrecht Nickisch von Roseneck (28) empleado de “Breuer, Moller & Co”; y Fritz Troost (25), empleado del «Banco Alemán Antioqueño», quien sobrevivió el accidente por unas horas.elTiempo 2​

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *